Consejos para evitar la humedad por condensación en tu casa

8 consejos para evitar la humedad en hogares de A Coruña

¿Piso nuevo y ya tienes humedad por condensación en las paredes? Las lluvias del otoño y los temporales del invierno dejan a la vista centenares de deficiencias en las estructuras y acabados de miles de viviendas todos los años. Los partes de las compañías de seguros, las reclamaciones a las constructoras y los trabajos que realizan pequeñas empresas de reformas forman parte de la vida de propietarios o caseros que alquilan sus inmuebles.

En la costa gallega, el problema de la condensación en paredes no es un fenómeno de unos pocos meses al año. En esta zona de España, la humedad está presente durante los 365 días del año, con más o menos intensidad. Y tú sabes perfectamente los quebraderos de cabeza que supone eliminarla. Actualmente, existen en el mercado empresas que se dedican a resolver de manera eficiente estos asuntos.

En realidad, cuando hablamos de humedad por condensación nos referimos a gotas de agua que podemos ver en las paredes de la casa, en los cristales de las ventanas y los espejos, en las fachadas o en los alicatados.

El problema es que esas gotas de agua acaban transformándose en horribles manchas oscuras en las paredes, vaho, hongos y mal olor. Pero te preguntarás: ¿por qué se produce? La respuesta es casi evidente y sencilla: por la excesiva humedad en el ambiente y la condensación posterior en las zonas más frías de la casa. La condensación puede variar según la temperatura del ambiente y los problemas no solo son visibles en los edificios. Lo peor de todo es que también puede afectar a tu salud. Al principio, el problema puede ser solo estético y es normal que no le des importancia. Error.

Si el moho y los ácaros se hacen con tu vivienda, multitud de objetos valiosos que conservas y que usas pueden perder calidad y estropearse. Pero no acaba aquí la pesadilla. Tu familia, las personas que habitan en la casa, tú incluido, corren el peligro de que vean acentuada dolencias respiratorias como el asma o algún tipo de alergias.

humedad por condensación en paredes

Causas de la humedad por condensación

El objetivo de este artículo es que acabes reteniendo en la memoria algunos consejos para evitar la condensación en tu vivienda, en la casa de la playa, en la del pueblo o de la montaña. Ten en cuenta que en las segundas residencias, al estar vacías durante días, semanas o meses, el problema te lo puedes encontrar justo cuando quieres disfrutar de tus días de descanso. El desastre puede ser total si no pones remedio con antelación. Conocer las causas de la humedad por condensación y eliminar algunos hábitos domésticos que creíamos correctos es fundamental:

  • Ventilación deficiente

    La construcción actual de viviendas tiene muy presente el aislamiento para evitar perder calor o frío. Eso puede impedir que renovemos con regularidad el aire interior de la casa.

  • Uso incorrecto de la calefacción

    Cerciórate de regular bien los calefactores. Los cambios bruscos de temperatura provocan condensación en las paredes. Solo tienes que recordar lo que pasa en la cocina cuando abres una olla. De inmediato, los azulejos de la pared chorrean agua.

  • Aislamiento térmico escasamente eficiente

    El origen de muchas manchas y goteras en tu casa viene provocado, con frecuencia, por el deficiente aislamiento de paredes y muros.

Causas de la humedad por condensación

Para alargar la vida de tu casa, hay que poner en práctica unos sencillos consejos que debes implantar ya en tu ADN de ama/amo de casa para evitar la humedad.

  • ¿Dónde seco la ropa?

    Si no tienes secadora, en el exterior de la vivienda. No es una verdad absoluta porque no siempre se puede. En ese caso, tiéndela en una habitación con ventana.

  • Atención: en el radiador no.

    Ni se te ocurra secar la ropa en radiadores o calefactores. Eso provoca más humedad en el ambiente. Es cierto que este hábito lo hacemos con mucha frecuencia. Incluso nuestros hijos en los pisos de estudiantes.

  • Puertas cerradas

    En cocinas y cuartos de baño. Así evitamos que el vapor se expanda por la casa.

  • Ventanas abiertas

    En cocinas y baños. Si no hay ventanas, un extractor. Es fundamental.

  • Para cocinar

    Tapa las ollas, sartenes o cazuelas mientras cocines.

  • Muebles

    Asegúrate de que los armarios y resto de muebles no bloqueen las salidas de aire. Unos centímetros serán suficientes.

  • Secadora

    Úsala en una habitación con ventilación.

  • Calefacción

    Calienta la casa de manera progresiva y sin cambios bruscos de temperatura.

Soluciones para el problema de la humedad por condensación

Antes de que algún listillo intente venderte productos milagrosos totalmente fraudulentos, las soluciones más sencillas son:

Ventila correctamente la vivienda

Ten en cuenta que nuestra propia respiración genera un aire viciado a la larga que si no se renueva provoca humedad. Imagina varias personas en una misma habitación durante horas.

Sistemas de ventilación mecánica por impulsión

No hace falta que dejes la casa congelada durante horas. Bastará con cinco o diez minutos. Durante los meses más fríos no te apures. Esos diez minutos se recuperan rápidamente. Eso sí, ten presente que las habitaciones que no tienen ventana, como estancias interiores o cuartos de baño, deberían tener una rejilla de ventilación y si el presupuesto lo permite, hasta un extractor mecánico. Actualmente, el sector de la construcción trabaja con estos detalles que inmuebles antiguos no disponen.

Abre puertas y ventanas para ventilar las estancias de la casa

Instala sistemas de ventilación mecánica por impulsión. Estos equipos se encargan de renovar, cambiar y sacar el aire viciado que se conserva en la vivienda y lo sustituye por aire renovado de la calle. Estas renovaciones de aire controladas reducen la condensación. Con todo, el consejo de los expertos es que, pese a que estos sistemas son eficientes, lleves a cabo una limpieza con productos fungicidas en las zonas donde observes el moho y los hongos. Después, una mano pintura adecuada.

Mantén la temperatura de la casa constante

Lo ideal es entre 18 y 21 grados centígrados. Ya te hemos comentado que los cambios bruscos en el termómetro del hogar pueden provocar problemas de condensación. Si ves que estos consejos no te han servido de mucho y las manchas no se van, tienes la opción de instalar un deshumidificador para que la humedad de la vivienda se mantenga sobre el 50 por ciento.

…¿y si el problema ya se ha pasado a las paredes?

En ese caso ya necesitas la intervención de profesionales que te solucionen el problema, pero no te preocupes, para eso estamos nosotros.

Si te pones en contacto con nosotros conseguirás arreglar el problema y te ayudaremos a que no vuelva a ocurrir.

Por una parte eliminaremos y repararemos los desperfectos que esa humedad por condensación ha causado en tu vivienda.

Pero además te propondremos soluciones para evitar que estos problemas se vuelvan a producir de nuevo.

Pinturas anti-humedad, tratamientos, aislamiento de paredes… cada caso tiene una solución optima y nosotros te aconsejaremos la que mejor se adapte a tu caso.

¿Quieres que terminemos con tu problema
de humedad por condensación?

No seas egoísta... compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *