La horizontalidad y la ausencia de protección en terrazas suele terminar con piezas cerámicas rotas y con serios problemas de impermeabilización


Otro problema frecuente de las terrazas son las cazoletas de desagüe, de diametro insuficiente para evacuar el agua y con frecuentes atascos por corrosión o elementos vegetales.

En estos casos nuestra propuestas para evitar el embalsamiento son:

Sustitución de piezas cerámicas

Impermeabilización general

Limpieza de desagües

Pintura exterior

Reparación de grietas y fisuras